El objetivo del grower moderno es producir con precisión y entrar en las ventanas comerciales de los mercados de exportación que pagan el mejor precio. Y para lograrlo, debemos contar con sistemas productivos estandarizados. El diseño a la medida de sustratos de fibra de coco se ha posicionado como el medio ideal para lograr estas auténticas fábricas de frutas y vegetales.

¿Por qué las plantas prefieren el sustrato de coco?

Las plantas se sienten muy cómodas con el coco, ya que agrega múltiples propiedades beneficiosas como medio de conducción para el cultivo. En primer lugar, la fibra absorbe el agua y nutrientes muy rápidamente. Además, aumenta la retención de agua al mismo tiempo que optimiza su distribución y se libera en la raíz paulatinamente a través de sus millones de esponjas capilares.
En segundo lugar, la adición de la fibra puede aumentar el contenido de aire dentro de la mezcla. Esto puede sonar extraño porque la fibra de coco tiene una estructura bastante fina, pero su micro composición fomenta el libre flujo de oxigenación, teniendo como resultado una planta con un mejor balance.

Razones por la que los growers la prefieren

Mayores rendimientos
De acuerdo al Ing. Raúl Mercado Mexía productor de Blueberries en Agrícola Mercaberries: “Cuando empezamos con la siembra de arándanos comenzamos en suelo por tema de costos, hicimos números y vimos lo conveniente de invertir en sustrato y migrar a la hidroponía. La densidad de plantas es mucho mayor que en las plantaciones en suelo. Con la fibra de coco la planta tiene una asimilación de su nutrición mucho mayor y es evidente que las plantas están más cómodas, la planta te lo dice inmediatamente y se refleja en mayor producción”.
Reducción de agua y fertilizantes
En segundo lugar, dado que la escasez de agua es un problema cada vez mayor para muchos productores de todo el mundo, cambiar al cultivo a un medio de sustrato puede contribuir a resolver este problema ya que se es mucho más preciso en la aplicación de los riegos.
El Ing Mercado agrega: “Estamos ante un enorme reto que es producir más con menos de forma intensiva, sustentable y que sea negocio. Los agricultores debemos de poner el ejemplo e implementar tecnología que ayude a producir más con calidad logrando un equilibrio ecológico, tenemos que trabajar junto con el planeta, no en contra de el. Sin duda la fibra de coco ayuda a lograr esta misión”.