Han pasado mas de 10 años que iniciamos una travesía, un negocio totalmente nuevo para nosotros en Perú. En la universidad nos enseñaron que el genotipo (genes) más el medio ambiente es igual a un fenotipo (Realización visible del genotipo), con ese antecedente nosotros como productores en Perú coincidíamos que las condiciones comparadas con nuestros vecinos en Chile, uno era capaz de desarrollar agricultura de igual manera. Comenzamos e iniciamos el negocio de reproducción de plantas de Blueberries en el Perú, con variedades que Chile producía hace más de 20 años y que nosotros asumimos que podían darse en nuestro país. Importamos toda esa experiencia y tecnología, sin tomar en cuenta el factor medio ambiente ósea el resultado final que debería ser el fenotipo.

 

Han pasado mas de 10 años y pensábamos que los arándanos se daban de manera natural y que estaba diseñado solamente para nuestra cordillera, para suelos de 500-900 metros sobre el nivel del mar, sin embargo detonamos nuevas regiones y nuestro espíritu emprendedor nos sorprendió. El cultivo se adapto muy bien a la costa y al desierto peruano. Han pasado mas de 10 años y hemos aprendido a ser detallistas, quiere decir que haciendo lo necesario pero con precisión entendiendo lo que la planta necesita, ayudándole con un contenedor (o sea en una maceta rígida), con el sustrato adecuado como la fibra de coco el cual se adaptó perfecto a nuestro contexto de clima ya que brinda oxigenación y un medio ácido lo cual es suficiente en lugar de darle demasiados componentes. Al final hemos concluido: menos es más. Nos ha ayudado mucho como industria nacional abrir nuestro panorama y aprender de las experiencias en hidroponía de nuestros amigos mexicanos, la nutrición de nuestros amigos Chilenos, las nuevas variedades de nuestros amigos Americanos y Europeos.

 

Si mantenemos una actitud de humildad y sencillez, compartiendo todo este expertise e implementando las mejores prácticas y desarrollos tecnológicos a nivel mundial; Perú se mantendrá a la vanguardia como Líder Mundial en producción de arándanos para mercados de exportación, alcanzando siempre las variedades y la calidad que demandan los consumidores.

 

Han pasado más de 10 años de mucho esfuerzo y aprendizaje adquirido. Conocimiento que me complace compartir con el resto de nuestros colegas, amigos y toda la comunidad productora Latinoamericana. Hoy en día sabemos igual que cuando empezamos. Pasarán más de 100 años que seguiremos aprendiendo y compartiendo.

 

LET’S GROW TOGETHER!